La lactancia es el momento de mayor conexión entre una madre y su bebé, es un momento mágico que además de incentivar el nexo entre ambos, genera importantes beneficios de salud para la madre y su hijo/a. Si aún tienes dudas sobre darle pecho a tu bebé, te invitamos a revisar esta guía de beneficios para que disfrutes este bello momento.

¿Aún tienes tus inseguridades sobre darle pecho o no a tu bebé?
Los miedos son normales, efectivamente las mamás sufren algunos cambios producto de la lactancia y aunque a veces puedas sentir dolor, no habrá satisfacción más grande que conectarte con tu bebé por medio de la lactancia. Es una experiencia afectiva única y singular de comunicación con el recién nacido.

¿Qué es la leche materna y cómo se genera?
Los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo provocan el crecimiento mamario, un aumento de los conductos y los alvéolos, estableciendo el punto inicial formal de la lactancia. Es el lactante, es decir tu bebé, el que estimula la producción y secreción de la leche. La leche materna es una sustancia rica en nutrientes, esenciales para el desarrollo del bebé y el cuidado de la madre, disminuyendo incluso el riesgo de padecer enfermedades. Es el alimento natural producido por la madre para alimentar al recién nacido. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva (es decir sin otros alimentos como agua o jugos) hasta los 6 meses de edad y la lactancia materna complementada con otros alimentos, hasta al menos los 2 años de edad.

Beneficios de la lactancia para la madre
- Disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama y/o ovario
- Acelera la recuperación post parto reduciendo el sangrado uterino
- Disminuye el riesgo de sufrir depresión post parto e hipertensión
- Estimula el apego con el bebé
- Es una de las formas más rápidas y saludables de recuperar el peso de antes del embarazo.

Beneficios de la leche materna para el bebé
- Favorece el sistema inmunológico
- Mejor desarrollo cognitivo
- Reduce el riesgo de asma y alergias
- Rica en nutrientes acorde a las necesidades del bebé
- Ayuda a prevenir la obesidad
- Reduce el riesgo de infección gastrointestinal, respiratoria y de oídos

La leche materna sigue siendo la forma más saludable y nutritiva de alimentar a tu bebé. Además de promover su desarrollo sensorial y cognitivo, protege a tu hijo/a de enfermedades infecciosas y crónicas. Puedes conocer más información sobre el período de lactancia, asistiendo a nuestras charlas maternas. Dar de mamar no siempre es fácil y a veces surgen dificultades y/o aprensiones. Estamos para acompañarte en cada paso.

#CERRAR